gamo negro michel coya

Monstruoso gamo negro en uno de nuestros cotos

El pasado mes de diciembre Michel Coya tuvo la oportunidad de recechar un gamo negro en la localidad de Montlleví (Lérida), en un acotado gestionado por David Casillas de la organización Hunting Pyrenees.

Un vídeo de caza que fue grabado con unas condiciones que rara vez se dan en la Península Ibérica: un gran ejemplar de gamo negro, un acotado abierto, espeso y difícil de cazar, y un gran lance por encima de los 300 metros.

«Acabamos de abatir un gamo espectacular, un trofeo fantástico, un gamo completamente negro y con unas ‘palmas’ realmente sorprendentes», afirma Michel Coya tras llegar al gamo. La fortuna quiso que el experto en armas tuviese la oportunidad de dar caza a semejante ejemplar y, con un gran disparo consiguió abatirlo a 346 metros.

Coya era consciente de la dificultad de la cacería puesto que el espesor del monte y la orografía del terreno no daban posibilidad a avistar gamos con facilidad, David Casillas le había informado de la situación.  Acercarse al gamo con seguridad iba a ser complicado y debía estar preparado para ejecutar un certero y complicado disparo.

Días antes había estado cazando en batida con el Sako Finnlight del calibre 30.06 y el visor Steiner Ranger 3-12x56i, y apostó por este conjunto para la aventura del gamo negro, modificando la munición empleada hasta el momento y apostado por la Federal Trophy Bonded Tip de 180 grains.


Escrito por Cazaworld

 

Deja un comentario

uno + 3 =

× ¿Hablámos?